HENRY DAVID THOREAU

Henry David Thoreau (1817-1862) era un anarco-pacifista. No le gustaba pagar impuestos. No creía en el Estado, menos en los Gobiernos y gobernantes. Estaba en contra de la esclavitud y de cualquier tipo de guerra. Odiaba que le dieran órdenes. Y le disgustaban muchos aspectos de la modernidad. Más allá de las contradicciones que encarnaba Thoreau, hay algo que no se le puede discutir: llevó a la práctica sus teorías. O por lo menos lo intentó.